La Ronda

La Ronda2019-08-24T19:36:51+03:00

Haga clic en la imagen de abajo para visualizarla completamente

La Ronda

Verdaderamente no puedo explicar únicamente con palabras lo que considero como «armonía». Quizás sea por eso que hago fotografía y que utilizo imágenes, como un músico utilizaría sonidos.

La armonía en fotografía, la encuentro en el hecho de capturar un movimiento dinámico en una imagen fija y estática, y permitir a la gente percibir este movimiento cuando miran la imagen. Entiendo la armonía como inseparable de la vida, y la vida siempre está en movimiento.

La vida es movimiento, pero no siempre se reduce a un simple movimiento físico. La evolución o expansión de consciencia es igualmente un movimiento, un movimiento que nos mantiene vivos. Es un movimiento hacia una mejor y más profunda comprensión de nuestra propia naturaleza e identidad. Estar en movimiento, tener una meta, es sentirse vivo.

Este movimiento se produce en el espacio, por supuesto, pero principalmente en el tiempo. Sin el tiempo, sin madurez posible, no puede haber movimiento.

Nos hace falta aceptar el paso del tiempo si queremos mantenernos vivos. Nos hace falta aceptar nuestra edad, nuestra experiencia acumulada. La cultura materialista nos ha hecho miedosos hacia la muerte, y numerosos son los obsesionados en hacerlo todo para intentar «mantenerse joven». Pero mantenerse joven, es estar vivo, y es por consiguiente no tener miedo del movimiento de la vida, que lleva inexorablemente a la muerte.

Eso significa que la muerte forma parte integrante de la vida, y no está fuera de ella. Todo lo que comienza tiene un fin, dice el personaje de Morfeo en la película «Matrix». Estar vivo es aceptar la muerte, no como la negación de la vida sino como la conclusión natural de un ciclo.

El que tiene miedo a morir nunca estará verdaderamente vivo.

El que saborea la vida entenderá la muerte como partícipe de la armonía general.

El movimiento en espiral e incesante de esos bailarines de Tango es como una Oda a la Vida.